¿Cuáles son las principales ventajas de utilizar un sistema de control de accesos con tecnología de reconocimiento de matrículas?

Los sistemas de controles de acceso vehicular automatizados han tenido un gran crecimiento en los últimos años. Entradas y salidas de edificios, plantas industriales, shoppings, instalaciones comerciales y muchos otros controlan mediante diferentes mecanismos el ingreso y egreso de vehículos.

En la actualidad los sistemas de control de acceso vehicular “sin llaves”, basado en ANPR (Reconocimiento automático de matrículas) se imponen por eficiencia y la calidad de información sobre otras opciones.

En esta nota comentaremos las ventajas y beneficios de la tecnología de reconocimiento de matrículas sobre diferentes escenarios y en comparación con otras soluciones.  

Todos los vehículos, por ley, deben contar con una matrícula

El sistema LRP utiliza la matrícula (placa) como insumo fundamental para identificación del vehículo.

Otros sistemas requieren elementos externos al vehículo (un tag, un código QR, etiqueta que se coloca en el vidrio del vehículo, tarjeta RFID, etc…).

La matrícula es parte del vehículo y por ello responsabilidad del propietario.

La gestión de elementos externos (Tag, RFID, etiquetas) es responsabilidad de quien quiere hacer el control de acceso y depende de la voluntad del propietario.

 

 

Operación 24 horas

En un acceso que opera las 24 horas el primer punto a considerar es la automatización.

Cuando hablamos de automatizar un acceso con reconocimiento automático de matrículas estamos considerando:

  1. Evidencia fotográfica (o video) de cada entrada y cada salida (cada evento)
  2.  Registro automático de cada matricula (placa) con fecha y hora de entrada y salida.
  3. Las reglas de acceso, que habilita o no una barrera, son pautadas por un sistema y no a discreción del operador de turno

Los sistemas automatizados son similares a un robot, operan 24 horas, sin pausa.

Operan con lluvia, a altas horas de la madrugada, con frío, etc…

No tiene discrecionalidad basado en afinidad con el conductor o falta de criterio. Opera con reglas que son claras y auditables siempre.

Registra la realidad del acceso

Muchos vehículos que llegan al acceso no son parte de “los vehículos registrados y autorizados”. Los casos más comunes son los taxis, servicios de Uber, proveedores, móvil policial, ambulancia, visitantes, etc. .

Este tipo de vehículos no pueden ser fidelizados por otros medios de control (tag, etiqueta, tarjeta, etc…), pero si es importante registrarlos y saber como inciden en la operación del acceso.

El sistema de LPR identifica y permite medir el tiempo de estadía de cualquier vehículo que llega al acceso.

Esta información, registrada de forma precisa y automática, disponible en tiempo real y con histórico, permite entender mejor cuando y como debemos disponer recursos humanos para brindar el nivel de servicio óptimo.

Se ajusta mejor a las necesidades de seguridad  

Los proveedores frecuentes pueden ser parte del grupo de “vehículos registrados y autorizados”. Es común que estos vehículos cambien con cierta frecuencia.

El sistema LPR siempre lo va a registrar y además va a permitir, en cualquier momento, obtener la información de seguridad de sin un vehículo esta o no dentro del predio/establecimiento.

Además, lo va a hacer con datos que son fácilmente rastreables: nro. de matrícula (placa), marca, modelo y color del vehículo.

En un establecimiento de 500 plazas, el nivel de eficiencia en una acción de seguridad es sustancialmente diferente.

No es lo mismo buscar el Tag: 11125435678 que salir a buscar el utilitario Citroën Berlingo de color Bordeaux con matrícula ABC1234.

Es más fácil de gestionar la información

Al momento de operar y gestionar el sistema de LPR, no cabe mucha duda en como registrar un vehículo.

El nro. de matrícula (placa) está disponible en los documentos del vehículo, visible en el vehículo y es legible por las personas.

No se requiere de lectoras de códigos, no se requiere activar o desactivar códigos o tags por medio de procesos magnéticos.

Simplemente se carga la información de una matrícula (placa) al sistema y se le asigna el tipo o reglas de acceso que correspondan.

¿Te pareció interesante?
Suscribite a nuestro Newsletter

Comparte esta noticia